Blogia
gorrion

ORGANIZACIÓN Y REBELDÍA

ORGANIZACIÓN Y REBELDÍA

Es hoy el tiempo de los silencios marchitos, de luces mentirosas destinadas a engañar a sombras invencibles.

Según el diccionario, el verbo organizarsignifaca:"disponer ordenadamente las partes de un todo, establecer orden en unos elementosque guardan entre sí relación con vistas a la eficiencia".

Tal definición implica complejidad al menos en su mínima expresión, lo simple no es susceptible de organización.

El dinamismo o estaticismo de tal organización, depende única y exclusivamente de los elementos a organizar...

Somos seres humanos, sociales y, sobre todo, organizados. Hay que organizarse en el trabajo, en la familia, en las relaciones con los otros, hasta en lo más íntimo hay que tener organización.

Debemos tener en cuenta el tiempo,el espacio, el momento, el lugar, las posibilidades, las causas, la multiplicidad de los elementos, los factores influyentes, y sobre todo... las consecuencias.

Casi siempre es necesario corregir, recordar algo que obviamos y que por lo general resulta ser lo más evidente.

¡Organización!

Eso, según parece, genera orden, eficacia y eficiencia, es el camino de la perfección, es... el único camino. Ja...

En mi deambular por la vida tropiezo con gente de todo tipo, suelo fijarme mucho más en si sonríen francamente y son felices que en su grado de organización, pero si he podido comprobar que no coinciden estructuras perfectamente organizadas con auténtica felicidad, pero eso los superorganizados no lo saben.

Muchas veces he preferido la auténtica poesía del caos, pero me he tropezado con la realidad organizada y en mi rostro ha quedado, marcada como un salivazo, la palabra Utopía, casi como un insulto.

Mi desorden no encaja en la organización reinante. Mi "desorganización" es considerada un fracaso, yo soy un fraude que defrauda a los que me rodean. Mi vida es improvisación, irracional, ilógica y anticientífica, eso dicen...

En mi alma queda la herida de la impotencia y el miedo; entro en su mundo organizado, a pesar del dolor, y salgo rebotada con un alarido de rabia brotando de mi garganta, con lágrimas en los ojos, pero... a nadie le importa, nadie lo escucha, acabo siendo un marchito silencio, uno más en mi haber... Oigo la voz acusadora de los superorganizados "¿qué esperabas?,  el libre albedrío no es real, a lo más que puedes aspirar es a una organización flexible, pero sin salirte del redil"

"No llores porque o sirve de nada, tú te lo has buscado"

Al final, como una gota de agua díscola que navegó por ríos ajenos, vuelvo al cauce de la vida, junto al resto de gotitas organizadas, y me sumergo, indigna, en mi marchito silencio.

Cuando me llegue el turno tal vez forme parte de una nube, luego seré lluvia, río más tarde al fin mar... es organización.

Con un poco de suerte seré lluvia de tormenta y podré "desorganizar" algo, o me quedaré en un charquito de agua turbia y haré feliz a un niño que chapotea, o quizá seré rocío en una flor y podré jugar con el sol a formar arco iris, o... a lo mejor, con suerte, algun día pueda romper mis silencios... hoy no tengo respuesta...

Silencio.

Chus.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres