Blogia
gorrion

AMIGO

AMIGO

Cayó el manto de la noche

entre tu fuego y su hielo,

como una ola incandescente,

casi como un amargo sueño.

Brotaron imparables tus palabras

teñidas de arcano lamento,

con aroma de almendras amargas,

destilando dolor y miedo.

La noche se mezcló con el agravio

y vi luz de luna en tus ojos,

el fuego herido de tu desengaño

y el cielo oscuro de sus despojos.

Entrelacé tu mano con mi mano

intentando darte consuelo,

acaricié tu rostro con cuidado

y atusé con dulzura tu pelo.

Por tu mejilla corrió una lágrima,

yo te dije ¡amigo, te quiero!

y estampaste en mi mejilla,

un húmedo y cálido beso;

en tus mejillas de amapola

se inició un amago de sonrisa

y al alborear la aurora

se alejó tu dolor, poco a poco... sin prisa.

Beso, silencio y sonrisa.

Chus.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Amigo -

Bueno. Muy bueno, y muy cierto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres